En este momento estás viendo Llevar gimnasio al nivel profesional, sus peligros y consecuencias.

Llevar gimnasio al nivel profesional, sus peligros y consecuencias.

Cómo todo deporte, existen personas que lo practican por simple diversión, existen otras que lo utilizan como método de desastres, y como no podía ser de otra forma, existen personas que viven para llevar gimnasio al nivel profesional.

Normalmente en los deportes, para llevar el gimnasio al nivel profesional hay que realizar un esfuerzo físico mayor al promedio, esfuerzo que puede traer consecuencias, sin embargo, el gimnasio como deporte profesional tiene más riesgos aun, ya que se ponen en riesgo muchísimos más segmentos de la salud.

Riesgos de llevar el gimnasio al siguiente nivel:

1. Riesgo inminentes de lesiones (Desgarros, fracturas, etc.)

Al ser un deporte en el que domina la hipertrofia, la manera fundamental de mejorar es el aumento de la misma, si bien es cierto que en el segmento del gimnasio al nivel profesional suele haber un gran equipamiento para que esto no suceda, existe un gran riesgo de sobre cargar nuestro cuerpo, ya sea a la hora de elegir un número de repeticiones, o a la hora de elegir con cuánto peso vamos a cagar. Si bien es cierto que esto no es muy frecuente, existe el riesgo de sufrir de lesiones que te retiren completamente de este deporte.

2. Insomnio y estrés

A la hora de entrar en una preparación para llevar el gimnasio al nivel profesional, es común enfocar todas nuestras energías en avanzar como deportistas, sin embargo, la sobrecarga física que podemos llegar a experimentar en ese momento puede afectarnos en otros ámbitos de la salud que pensarías que no están ligados para nada, es muy común ver a deportistas sufrir de constante insomnio y estrés por las preparaciones, cuando se vive con la intención de gimnasio al nivel profesional puede llegar a haber tanto enfoque cada uno de los aspectos físicos, el cerebro puede llegar a tener una deficiencia de diversas hormonas que con una carga de ejercicio más “moderada” se mantendrían reguladas.

3. Problemas estomacales

La segunda parte más fundamental de llevar el gimnasio al nivel profesional es la alimentación, normalmente en una preparación existen dos fases, el volumen y la definición, por un lado, en el volumen que consumen una gran cantidad de alimentos altos en calorías, lo que suele desencadenar en problema estomacales tales como la hinchazón, diarrea, etc. Ya que el cuerpo no está preparado para consumir tal cantidad de alimentos, por otro lado, en la definición, se suele comer mucho menos comida que en volumen y se suele tener una ingesta menor de calorías, lo que muchas veces termina en “Pasar hambre” que, si bien es cierto que no es común, suele haber un punto de la preparación donde esto sucede, y aquí es donde viene los problemas como gastritis, acidez, etc.

4. Problemas emocionales

Cuando se entra en una preparación para llevar el gimnasio al nivel profesional, suelen haber muchísimos cambios hormonales, cambios que afectan directamente a las emociones, si bien es cierto que hay formas de evitar estos efectos, es bastante común ver cambios de humor en los atletas de este deporte. Normalmente todo esto regresa a la normalidad cuando se realiza la etapa de definición, ya que en este punto hay menos sobrecarga para el atleta.

Pero ahora, ¿cómo se pueden “Evitar” estos efectos?

En primer lugar, es fundamental seguir un plan de entrenamiento y nutrición personalizado diseñado por un profesional experimentado en la materia. De esta manera, se asegura un plan seguro y efectivo que tome en cuenta los objetivos, nivel de condición física y limitaciones personales de cada individuo.

Además, el descanso apropiado después de cada entrenamiento es crucial, esto para permitir que los músculos se reparen y se fortalezca, por otro lado, una dieta rica en proteínas y nutrientes también puede ayudar a reducir la fatiga muscular y a la recuperación.

Evita la competividad toxica, si bien es cierto que el cuándo se lleva el gimnasio a un nivel profesional el enfoque principal es ganar, el exceso de competividad puede traer consigo efectos nocivos para tu salud, y no solo para tu salud, si no que para el deporte al que de dedicas en general, no hay que olvidar que seguimos siendo humanos, y si bien es cierto que siempre está el inminente deseo de ser el mejor, el exceso de avaricia puede terminar jugándonos una mala pasada.

Otro aspecto relevante es la escucha del propio cuerpo y la moderación en el entrenamiento, el exceso de entrenamiento puede ser perjudicial, pudiendo resultar en lesiones y fatiga, lo que puede obstaculizar la preparación. Es importante, programar días de descanso y limitar el tiempo dedicado al gimnasio.

Finalmente, es esencial tener en cuenta que la preparación para ser fisicoculturista no debe ser el único enfoque en la vida, es importante mantener un equilibrio en la vida que incluya tiempo para amigos, familia y otras actividades que se disfruten. De esta forma, se puede reducir el estrés y aumentar la motivación para alcanzar los objetivos físicos deseados.

Dicho esto, estas listo para subirte a una tarina y hacer valer el esfuerzo que has empleado en la preparación.

¡A seguir entrenando!

Referencias bibliográficas:

NutritionU.S. Food and Drug Administration. https://www.fda.gov/consumers/articulos-para-el-consumidor-en-espanol/precaucion-los-productos-de-fisicoculturismo-pueden-ser-peligrosos

Team, N. (s. f.). Las tres fases del fisicoculturismo – Noom. Noom. https://www.noom.com/es/blog/las-tres-fases-del-fisicoculturismo/

Magallanes, I. (s. f.). Riesgos en el Fisicoculturismo. prezi.com. https://prezi.com/p/c9o3r5ttlgu4/riesgos-en-el-fisicoculturismo/

Deja una respuesta