En este momento estás viendo El gimnasio, términos generales y como aplicarlo a la rutina cotidiana.

El gimnasio, términos generales y como aplicarlo a la rutina cotidiana.

Durante muchos años, se han relacionado las labores de alto esfuerzo físico con cosas “negativas” para el ser humano, por ejemplo, el levantar algo muy pesado, el tener que pasar mucho tiempo sin dormir, el tener que recibir algún tipo de dolor físico ya sea por un accidente o un golpe en general, sin embargo, el gimnasio es una de esas pocas cosas que aunque en el momento sea una labor algo dura de ejecutar, posteriormente va a traer una cantidad de efectos positivos inmensa para tu vida y tu rutina cotidiana en todos los aspectos.

El ir, entrar a un gimnasio, pagar la mensualidad y empezar a asistir recurrentemente no es algo sencillo de hacer, las razones de esto son principalmente la falta de asesoría, el reto que supone cambiar tu rutina y la falta de compañerismo que lamentablemente se suelen ver dentro de los gimnasios, además de esto, sacar 2/3 horas de tu tiempo para ir a un lugar en el qué tal vez no te sientas cómodo/a puede llegar a ser una labor complicada, sin embargo, una vez logres interiorizar y entender la “magia” de este deporte, no hay vuelta atrás. El gimnasio trae consiguió muchos beneficios que adaptados a una rutina cotidiana pueden aportar muchísimo.

Beneficios del entrar al gimnasio:

1. Mejor salud en general

2. Mejor apariencia física

3. Mejor manejo del estrés

4. Aumento de habilidades sociales

5. Incremento de la autoestima

Y muchas otras ventajas que se irán descubriendo a lo largo del camino

Ahora, te preguntarás, si el gimnasio como deporte independiente tiene tantas ventajas para mi vida, ¿Porque es tan común ver a gente dejarlo?, Pues bueno, como mencioné anteriormente, en los gimnasios actuales suele haber una gran falta de asesoría y compañerismo, esto combinado con la inexperiencia de la persona que acaba de entrar acaban haciendo que la persona que haga daño, ya sea por lesiones de grado menor o incluso de grado mayor, por querer empezar con una carga de entrenamiento muchísimo mayor de la que se debería asignar, etc.

Es fundamental una buena asesoría en el proceso de adaptar el gimnasio a nuestra rutina cotidiana ya que como en todo deporte, y en todo aspecto de la vida en general, hay que empezar poco a poco, ya que, refiriéndome específicamente al gimnasio, el cuerpo debe empezar a generar adaptaciones neuromusculares para cada vez poder tener un mejor rendimiento en los entrenamientos. Otro error muy común es el famoso mito de “Entre más mejor” si bien es cierto que una mayor disciplina y carga de trabajo pueden mejorar considerablemente nuestra relación con el gimnasio, es muy común ver a personas inexpertas tratando de entrenar 5, 6 o incluso 7 días a la semana, sin saber que lo único que están haciendo es sobre fatigar su cuerpo sin dejar el tan importante margen de recuperación, lo que eventualmente hace que terminen dejando este deporte.

Todo lo anteriormente mencionado nos lleva a la conclusión de que es fundamental tener una buena asesoría a la hora de empezar a entrenar, esto si queremos volver al gimnasio parte de nuestra rutina cotidiana.

Ya realicé el primer paso ¿Ahora?

Ahora te preguntarás, ¿Qué sigue?, ya entre al gimnasio, pague la membresía, y me asesore correctamente con la intención de cambiar mi rutina cotidiana, pues bueno, el siguiente paso es entrenar aplicando el principio de sacrificio por recompensa, la primera semana es normal sentir mucho dolor en todos los músculos de tu cuerpo, ya que, aunque suene gracioso, estos músculos están “despertando” ya que especialmente en personas de edad avanzada, se suelen ver como sus músculo y articulaciones están “atrofiadas” esto debido a una vida sedentaria y a la poca actividad física.

Pasada la primera semana puede salir a la luz una leve preocupación, porque claro, a nadie le gusta sentir dolor, menos si estás pagando una membresía, aquí es donde hay que confiar en el proceso, y seguir, veras que con el tiempo el dolor irá disminuyendo al punto de ser nulo (A excepción de que realices un sobre esfuerzo al que no estes acostumbrado), es importante recordar que todos estos esfuerzos se están haciendo con la intención de volver el gimnasio en parte de nuestra rutina cotidiana.

Una vez empieces a generar adaptaciones, notarás como poco a poco se vuelve más fácil levantar ciertos pesos que antes costaban, notaras como eres capaz de llegar a una máquina con un poco más de confianza y seguridad, en este punto, te puede entrar la ambición de querer levantar más, entrenar más, esforzarte más, y si bien jamás te podría decir que no lo hagas, este es un punto en el cual mucha gente suele abandonar el gimnasio empiezan a sobre fatigarse, entrenan más días a la semana lo que les limita el tiempo y la energía, lo que los lleva a perder la motivación y posteriormente abandonar este deporte.

Pasado el punto anterior, llegará algo a lo que yo le llamo el efecto “gancho” notarás que te vez mejor, te sientes mejor, que ya es parte de tu rutina cotidiana y ya se habrá vuelto parte de tu rutina diaria, ¿A partir de aquí que sigue?, pues seguir entrenando, seguir mejorando y seguir sacando provecho de una de las cosas más mágicas del deporte, la cual es la nula existencia de límites, no tienes un límite para mejorar, no tienes un límite para avanzar, el límite lo pones tú.

¡A seguir entrenando!

Referencias bibliográficas:

Ruiz, V. (2020, 23 octubre). 15 beneficios del deporte para tu salud – Blog de EFAD Deportes. Blog de EFAD Deportes. https://www.efadeporte.com/blog/deporte-y-salud/15-beneficios-del-deporte-para-tu-salud

Soporte. (2022). La importancia del ejercicio físico en tu rutina diaria. Coren. Alimentos y carnes de Galicia. https://www.coren.es/importancia-actividad-fisica-rutina-diaria/

Webconsultas Healthcare. (2022). Beneficios del ejercicio físico. WebConsultas. https://www.webconsultas.com/ejercicio-y-deporte/vida-activa/beneficios-del-ejercicio-fisico-869

Deja una respuesta